tomar decisiones

5 maneras de ayudar a un niño pequeño a aprender a tomar decisiones

Tomar decisiones es una habilidad muy importante que hay que ir aprendiendo desde pequeño. Es vital ir ganando confianza en uno mismo e ir creando resistencia a la frustración que se van aprendiendo a través de las consecuencias de las decisiones de uno. Conseguir esto pasa por dejar a su hijo que se equivoque experimentando. Puede que en este momento sufra por ello, pero le va a ayudar que la próxima vez sea más consciente al tener que tomar una decisión. En esta entrada exponemos 5 tácticas simples que van a fomentar la su toma de decisiones:

tomar decisiones1. Cuando es muy pequeño no le des libertad indiscriminada sino opciones

Si en una tienda le decimos que coja lo que quiera se va a sentir abrumado con tantas posibilidades. Pero siempre le podemos decir que puede elegir entre la chocolatina que sabemos que le gusta, unas chuches que le chiflan o su fruta favorita. Teniendo opciones que son igual de apetecibles le hará reflexionar de manera intuitiva sobre cuál sería la opción óptima en este momento. No le haga elegir entre un chocolate y un puré de acelgas…allí el ganador es claro.

2. Hazle evaluar si sus decisiones han sido acertadas o no

Al ir creciendo el número de opciones se puede ir ampliando al igual que los eventos sobre los que tiene que tomar decisiones. Le puedes dejar que decida cuándo tiene que irse a la cama… Pero lo importante es que revise las consecuencias de sus decisiones en ambos casos, cuando ha acertado y cuando la ha liado. Mostrarle la relación causa-efecto, que a esta edad va comenzando a comprender y no sólo intuir, le va dando pistas de cuáles son la consecuencias de sus decisiones y así irlas ajustando a lo que mejor le convenga. Leer más

dibujo en los niños

7 consejos para estimular el dibujo en los niños

dibujo en los niñosLas actividades creativas ayudan a los niños a aprender cómo resolver problemas, descubrir sus propias respuestas, hallar las relaciones causa-efecto de sus propias acciones y sentirse seguros respecto a las decisiones que toman. El arte fomenta la independencia en los niños y les da la oportunidad de expresar sus ideas y desarrollar su imaginación. El dibujo en los niños es una actividad que disfrutan muchísimo y, aparte, les va preparando para el aprendizaje de la escritura. En esta entrada vamos a darles 7 consejos para estimular el dibujo en los niños pequeños.

1. Haz que el arte parta del juego y la libertad. Hay muchas actividades pictóricas que se pueden hacer adaptadas a la edad de cada niño. Lo importante es que disfrute y que tenga libertad para ensuciarse (coja una camiseta vieja suya con las mangas cortadas a modo de babi) y se pueda centrar en crear.

2. No le des instrucciones. Déjale que experimente y explore, pues parte de la creatividad se esconde en la posibilidad de expresarse uno mismo de su propia manera. Esta independencia es necesaria para que se sienta seguro en sí mismo, competente y listo. Con sentarte al lado disfrutando del proceso de creación con él es todo lo que necesita.

Leer más

convulsiones febriles

Qué son las convulsiones febriles

Las convulsiones febriles son un tipo de convulsiones que se dan en algunos niños entre los 3 meses y los 6 años. A pesar de ser bastante frecuentes y poco peligrosas, resulta que en nuestro país no son lo suficientemente conocidas por los padres y, por tanto, su incidencia causa un miedo intenso, cosa lógica teniendo en cuenta que su manifestación es muy dura de sobrellevar para quien las esté presenciando.

Las convulsiones febriles un tipo de convulsiones provocadas por alta temperatura corporal que se dan en bebés o niños pequeños. Durante una convulsión febril el niño con frecuencia pierde la consciencia y retuerce sus extremidades de ambos lados del cuerpo. Con menor frecuencia, el niño se vuelve rígido o tiene contracciones en sólo un lado del cuerpo. convulsiones febriles

Hay tres tipos de convulsiones febriles. Las más frecuentes son las simples que suelen durar alrededor de unos 3 ó 4 minutos, pudiendo ser tan cortos como unos pocos segundos y no más largos de unos 15 minutos. Las convulsiones complejas suelen tener una duración mayor de 15 minutos (una sola convulsión o bien unas cuantas seguidas). El tercer tipo son las sintomáticas que se diferencian de las simples en que el niño suele tener un problema neurológico preexistente. También pueden tener una duración mayor de 30 minutos.

¿Son comunes las convulsiones febriles?

Uno de cada 25 niños tendría por lo menos una convulsión febril en su vida y de estos una tercera parte tendrá unas cuantas antes de los 6 años. La edad más común de aparición es entre los 6 meses y suelen desaparecer después de los 3 años. Cuanto más tarde aparezca el primer episodio, tanto menos probable es que se repita.

¿Pueden provocar daños permanentes?

A pesar de que causan mucha impresión y parecen extremadamente serias no suelen provocar daño permanente. Hasta ahora los estudios que se han dedicado a ello no se ha podido demostrar que las convulsiones febriles causan deterioro cognitivo. Incluso los niños que hayan tenido episodios de convulsiones febriles muy largos suelen recuperarse totalmente. El riesgo de daño permanente ha sido establecido en alrededor de 3% los que hace que no se pueda confirmar si la causa han sido las convulsiones febriles o cualquier otro factor que se haya dado conjuntamente (estadísticamente es un porcentaje debido al azar y no se puede establecer relación de causa-efecto).

Leer más

síndrome de down

7 mitos sobre las personas con Síndrome de Down

Sabemos muchas cosas sobre el Síndrome de Down, otras muchas nos las imaginamos y algunas creemos saberlas pero resultan inciertas, sólo mitos, pero las repetimos confiando en que si se cuentan por allí con tanta certeza deben ser verdad. Sin embargo, el no comprobar esta información lejos de ayudar a las personas que sufren este síndrome, hace que la brecha de la segregación siga patente en vez de ir menguando hasta que la inclusión se haga realidad y no sólo una ilusión en palabras. Ahí van los 7 mitos sobre las personas son Síndrome de Down.

1. SOLO LAS MUJERES CON MÁS DE 35 AÑOS LOS PUEDEN TENER

Mucha gente cree que sólo las mujeres mayores de 35 años corren el riesgo de tener un hijo con Síndrome de Down. Aunque la edad de la madre es un factor que aumenta la probabilidad de tener un hijo con este síndrome, ninguna mujer de cualquier edad está exenta de riesgo. De hecho, estadísticamente, por el simple hecho demográfico de que la mayoría de la mujeres tienen a sus hijos a menor edad, resulta que la mayoría de los niños con Síndrome de Down tienen madres jóvenes.síndrome de down

2. SON INCAPACES DE EXPERIMENTAR TODAS LAS EMOCIONES. 

Uno de los mitos más frecuentes que existe sobre las personas con Síndrome de Down es que siempre están felices y sonrientes. Y aunque este mito parece muy poco dañino, casi como si fuera un estereotipo positivo, si ahondamos nos daremos cuenta de que en realidad nos conduce a la falsa creencia de que estas personas son incapaces de experimentar el rango completo de emociones que otra persona sentiría. Que no se enfadan, que no sienten dolor, tampoco humillación, y hasta puede conllevar a pensar que ni siquiera tenemos que preocuparnos por herir sus sentimientos.
Leer más