¿Qué son las altas capacidades?

altas capacidadesVamos a empezar una serie de entradas dedicadas a las altas capacidades. En esta entrada en concreto nos dedicaremos a definir lo que son las altas capacidades desde el punto de vista de la psicología, la neuropsicología y también cómo se recogen en nuestro sistema legal (dentro del grupo denominado alumnos con necesidades educativas especiales), esto último altamente importante respecto a las actuaciones que pueden proceder de encontrarnos en la situación de que nuestro niño las tenga.

Las altas capacidades se han ido denominando de diversas formas, una de las cuales, y la que más ha calado, superdotación. Independientemente de los diferentes matices que pueda haber tenido y tenga el término, éste es referido a las altas capacidades intelectuales. Sin embargo, dentro de los diferentes contextos, incluso, dentro de las diferentes escuelas, este término a veces toma diferentes significados, dependiendo de la persona o el profesional que lo emplea, lo que a menudo obstaculiza la detección de estos niños y el posterior trabajo con ellos. Por ello, es necesario esclarecer qué exactamente son las altas capacidades.

De aquí en adelante vamos a usar los términos altas capacidades intelectuales y superdotación indistintamente.

Altas capacidades: definición

Aquí no nos vamos a adherir a ninguna teoría de la inteligencia, sino consideraremos la definición de la OMS que reza que el superdotado es toda persona que supera un coeficiente intelectual de 130 en un test homologado de inteligencia. No obstante, vamos a matizar que dentro de la evaluación de las altas capacidades utilizamos tests homologados de inteligencias múltiples y no de cociente global (tema que vamos a discutir en posteriores entradas).  Nuestro sistema legal sigue esta misma definición para describirlos. Hay un 2% de personas superdotadas en la población y solo un 10% de ellos sabe que lo es.

Los niños con altas capacidades se pueden desarrollar de forma asíncrona: sus mentes van a menudo por delante de su crecimiento físico, y las funciones cognitivas y socio-emocionales específicos se pueden desarrollar de forma desigual. Algunos niños con aptitudes excepcionales pueden no mostrar niveles excepcionales de rendimiento debido a circunstancias ambientales, tales como oportunidades limitadas para aprender como resultado de la pobreza, la discriminación, o barreras culturales; debido a discapacidades físicas; o debido a problemas de motivación o emocionales. Esta dicotomía entre el potencial de rendimiento y el demostrado tiene implicaciones para las escuelas a medida que se diseñan programas y servicios para estudiantes superdotados.

Hay niños que demuestran altas capacidades, o que tienen el potencial para tener un alto rendimiento, y tenemos la responsabilidad de proporcionar experiencias educativas óptimas para desarrollar plenamente sus talentos para el beneficio del individuo y de la comunidad.

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] qué son tan sensibles, siempre me cuestionan, tratan de hacer las cosas de una manera diferente? Altas capacidades y errores de diagnóstico son muy frecuentes asociados a este […]

  2. […] hemos hablado de los niños con altas capacidades, y lo que eso supone para ellos. En esta entrada vamos a abordar los signos que nos pueden dar […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *