Ataques de pánico ¿Qué son y qué hacer?

Los ataques de pánico o crisis de angustia forman parte del Trastorno de Pánico que es un tipo de trastorno de ansiedad que a menudo pueden ser equivocados con un ataque cardíaco por los síntomas físicos que desencadenan. Para ello es necesario consultar a un médico cardiólogo para descartar una causa orgánica y una vez hecho esto, consultar a un profesional de la psicología. El mejor tratamiento de inicio es el cognitivo-conductual que después de haber conseguido controlar los ataques se puede complementar con uno de corte humanista o psicoanalista.

Ataques de pánicoAtaques de pánico: terror repentino

Los ataques de pánico se caracterizan por sentimientos repentinos de terror, usualmente acompañados por lo menos de cuatro de los siguientes síntomas:

Cognitivos:

  • Miedo a morir
  • Miedo a perder el control o de muerte inminente
  • Sensación de asfixia
  • Sentimientos de irrealidad (desrealización) o separación (despersonalización)

Físicos:

Suelen durar de unos pocos minutos a varios días, aunque esto último es poco frecuente. Igualmente, se dan más en mujeres que en hombres. No se descarta su aparición en niños, siendo de baja frecuencia.

La persona que los padece no es capaz de predecir su aparición, ni identificar una situación concreta que los desencadene. Pueden ocurrir en cualquier momento y contexto. Esto explica por qué sienten ese miedo intenso de que les vuelva a sobrevenir un ataque, que es la ansiedad anticipatoria.

¿Qué hacer si notamos síntomas de ataques de pánico?

El primer paso que tenemos que dar si notamos estos síntomas es acudir a un médico que pueda descartar cualquier base orgánica de su padecimiento. De esta manera podemos estar seguros de que el problema es realmente provocado por la ansiedad.

Si resulta ser así, deberíamos acudir a un psicólogo, preferiblemente de corte cognitivo-conductual, pues basará su intervención en estudios científicos que respaldan la eficacia del tratamiento para hacer frente a los ataques de pánico. Si el psicólogo lo considera imprescindible, no deberíamos descartar la visita al psiquiatra, pues es el profesional más indicado para poder prescribirnos tratamiento medicamentoso para los síntomas físicos. Según el NIHM (Instituto Nacional de Salud Mental, EEUU) el trastorno de pánico es uno de los trastornos de ansiedad más tratables, ya que responde bien, en la mayoría de los casos a los medicamentos y la terapia cognitivo-conductual.

En resumen, los ataques de pánico forman parte del Trastorno de Pánico y son ese terror sobrevenido de manera repentina, acompañado de diversos síntomas cognitivos y físicos, estos últimos, los que nos hacen tener miedo a una causa orgánica y que tienen que ser enfocados de una manera interdisciplinar en su fase de evaluación. Respecto al tratamiento, son unos de los más tratables por su buena respuesta a la terapia cognitivo-conductual.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *