Causas de la discalculia: las fundamentales

Las causas de la discalculia están en un daño cerebral en estructuras específicas implicadas en el procesamiento del número. Hay dos dificultades en este procesamiento que parecen ser la causa de la discalculia. En la actualidad hay un acuerdo generalizado acerca de que hay diferencia entre “habilidades aritméticas” y “comprensión aritmética”. Cada una de estas clases de información corresponde a componentes diferenciados del sistema de procesamiento.

causas de la discalculia

Habilidades aritméticas

Comprenden los hechos y los procedimientos aritméticos, ambos adquiridos mediante el aprendizaje.  Por un lado, están los hechos aritméticos, junto con las reglas generales, y los procedimientos específicos (como el de dónde escribir los ceros en las operaciones multidígito), que permiten evitar el uso de reglas generales. Por otro lado, están los procedimientos de cálculo.

Comprensión aritmética

De carácter conceptual, nos permite desarrollar estrategias y participa en todos los procesos que requieren una comprensión de las relaciones aritméticas. Nos permite, además, hacer inferencias y establecer relaciones entre diferentes elementos de información (permite comprender las operaciones y los principios aritméticos). Este es conocimiento conceptual aritmético, que nos permite comprender la lógica de los hechos, las reglas y los procedimientos, y generar y utilizar estrategias nuevas para resolver el cálculo. Sus bases no son dependientes del aprendizaje formal.

Causas de la discalculia

Los síntomas de la discalculia se producen debido precisamente a dificultades en el conocimiento conceptual aritmético.

1. Falta de sentido del número. Los niños con discalculia tienen una dificultad seria en comprender la cantidad. Son más lentos incluso en tareas simples como, por ejemplo, sería comparar la cantidad de dos números (¿cuál es mayor, el 5 ó el 9) o decir la cantidad de grupos pequeños de objetos, de 1 a 4.  Las tareas como contar puntos o comparar números dependen muy poco de la experiencia de la educación formal, pues los niños saben hacerlas mucho antes de empezar la escuela. Esto sugiere que el desempeño pobre no es debido a factores externos tales como asistir regularmente a la escuela, enseñanza deficiente, falta de motivación o problemas de atención. Las regiones cerebrales afectadas son las específicas a la representación de la cantidad.

2. Procesamiento menos automatizado de los números escritos o hablados. En la mayoría de nosotros ver un número automátizcamente nos hace tener sensación de cantidad. Los niños discalcúlicos tienen dificultades en ligar el número escrito o hablado a la idea de cantidad.

Aparte de estas dos dificultades, hay otras que se producen en el conocimiento conceptual que, sin embargo, vamos a revisar más extensamente en otras entradas.

Como hemos explicado la causa primera de la discalculia se encuentra en un daño cerebral en las estructuras que sustentan el procesamiento del número. Esto a su vez provoca dificultades en el conocimiento conceptual aritmético, lo que se traduce en los síntomas de la discalculia.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *