Consecuencias del Síndrome de Münchhausen por poderes

Consecuencias del síndrome de Münchhausen por PoderesEn otras entradas dedicadas al Síndrome de Münchhausen por Poderes hemos explicado en qué consiste y cuáles son sus manifestaciones. En esta entrada nos vamos a centrar en cuáles son las posibles consecuencias del síndrome de Münchhausen por Poderes, empezando por las causas. 

Para hablar de las causas del Síndrome de Münchhausen por Poderes debemos remontarnos con gran probabilidad a la infancia o pasado de la persona que realiza este abuso. En este sentido se abre un abanico de posibilidades puesto que puede ser debido a haber recibido precisamente este mismo trato de pequeños, a que provengan de familias en las que estar enfermo era una manera de recibir cariño y atención o, incluso, en la edad adulta a una inestabilidad emocional y psicológica que hace que no vea cubiertas sus necesidades afectivas.

Consecuencias del síndrome de Münchhausen por Poderes

A corto plazo los niños que sufren Síndrome de Münchhausen por Poderes suelen acabar hospitalizados, y dado que es complicado llegar a la conclusión de lo que está sufriendo el niño suelen alargarse las estancias en el hospital. En los casos más leves los síntomas comienzan a remitir cuando la persona que los provoca comienza a pasar menos tiempo con el pequeño debido a la vigilancia médica durante su estancia en el hospital.

En el pronóstico a largo plazo las secuelas pueden ser muy graves e incluso irreversibles. Las más comunes son el daño cerebral, ceguera, problemas óseos o fallo orgánico. En ocasiones estos niños necesitan cirugías múltiples, con el riesgo de problemas médicos futuros.

Engaño y autolesiones

Para un niño que tiene edad suficiente para cuestionar lo que está pasando, el daño psicológico es significativo. Puede llegar a sentir que sólo será querido cuando esté enfermo y puede, por lo tanto, ayudar a los padres a tratar de engañar a los médicos, e incluso autolesionarse.

Si no se trata a tiempo y se ponen los recursos suficientes de por medio podemos encontrarnos con que el niño que ha sufrido Síndrome de Münchhausen por Poderes arrastre graves problemas psicológicos y emocionales, provocando problemas significativos a la hora de relacionarse con los demás, o repitiendo el mismo patrón de abuso con sus descendientes o personas más allegadas.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *