La depresión postparto: los porqués

depresion postpartoDespués del parto se pueden dar una serie de signos y síntomas que difieren mucho de la felicidad tan esperada y deseada para cuando nuestro hijo/a salga al mundo y que se conviertan en la denominada depresión postparto. Aunque no todos los experimentamos (y cuando decimos todos nos referimos a todos, hombres y mujeres), éstos son normales. El cansancio, la ansiedad de la espera u otros factores a veces implican unos cambios en nuestra manera de sentirnos que pudieran ser inesperados, pero si su duración no excede la semana o dos después del parto, ni se viven con una intensidad muy alta, no tienen que preocuparnos ni hacernos sentir culpables.

Generalmente estos signos y síntomas son cambios de humor bruscos, ansiedad sin explicación aparente, tristeza, irritabilidad, sentirse desbordada/o, llantos, cierto grado de anhedonia, concentración reducida, problemas de apetito, sueño, sexo, etc.

Pero si estos signos y síntomas se exacerban, duran más de dos o tres semanas, y empiezan a interferir significativamente en los cuidados de nuestro hijo o en nuestra vida normal, ya hablamos de Depresión Postparto.

Depresión Postparto: causas y factores de riesgo

1. Causas

No hay una sola causa ni una combinación de ellas para la depresión postparto. Aquí proponemos las dos principales, que tendrían efecto si se dan algunos de los factores de riesgo que comentamos a posteriori:

  • Cambios físicos Después del parto, una disminución dramática de las hormonas (estrógeno y progesterona) en el cuerpo puede contribuir a la depresión postparto. Otras hormonas producidas por la glándula tiroides también pueden caer bruscamente – lo que puede dejar a uno cansado, lento y deprimido.
  • Cuestiones emocionales La privación de sueño y la constrante necesidad de activación frecuentemente conllevan a una disminución brusca de las habilidades de manejo de problemas incluso menores. Las dudas sobre la capacidad de uno mismo de cuidar de un recién nacido, sobre la propia imagen corporal y lo atractiva que una mujer es, los sentimientos de abandono en un hombre, enfrentarse a la probable lucha de identidad o pérdida de control sobre la vida de uno mismo pueden contribuir a la Depresión Postparto.

2. Factores de riesgo

La depresión postparto puede desarrollarse después del nacimiento de cualquier hijo, no sólo el primero. El riesgo aumenta cuando:

  • Hay antecedentes de depresión, ya sea durante el embarazo o en otros momentos
  • Se sufre un trastorno bipolar 
  • Existe historial de depresión postparto después de un embarazo previo
  • Hay miembros de la familia que han tenido depresión u otros trastornos del estado de ánimo
  • Hubo eventos estresantes durante el embarazo, como complicaciones, enfermedad o pérdida de empleo
  • El bebé tiene problemas de salud u otras necesidades especiales
  • Existen dificultades para amamantar
  • Hay problemas en la relación de pareja
  • Hay un sistema de apoyo débil (familiar o social)
  • Existen problemas financieros 
  • El embarazo fue imprevisto o no deseado

La Depresión Postparto se da después de un 10% de los nacimientos. Si te identificas con lo que hemos contado, ¡no dudes en contactarnos!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *