El diagnóstico del Síndrome de Münchhausen por poderes

diagnóstico del Síndrome de Münchhausen

Para hablar del diagnóstico del Síndrome de Münchhausen por poderes, del que ya hemos dedicado una entrada a explicar lo que es, debemos aclarar que se centra en una rara de abuso infantil que supone la exageración o inducción de enfermedades o síntomas por parte del cuidador principal. También se llama Síndrome facticio por poder (Facticious disorder by proxy (FDP) (DSM IV) y Falsificación de condición pediátrica (Pediatric condition falsification (FCP) (APSAC: American Professional Society on the Abuse of children). Ahora nos vamos a centrar en cuáles son los signos que nos pueden hacer sospechar de su presencia.

El diagnóstico del Síndrome de Münchhausen por poderes es bastante complicado y es muy importante tener las claves para poder detectarlo.

Diagnóstico del Síndrome de Münchhausen por poderes: signos

  • El niño tiene múltiples problemas médicos que no responden al tratamiento o que siguen un curso persistente y desconcertante
  • Hallazgos físicos o de laboratorio que son altamente inusuales y no se corresponden con la historia clínica del niño, o son físicamente o clínicamente imposibles
  • Síntomas que tienden a detenerse o mejorar a corto plazo cuando la víctima no está con su cuidador (por ejemplo, cuando el niño es hospitalizado)
  • El cuidador no se siente tranquilizado por las “buenas noticias” cuando en los resultados de pruebas no se encuentran problemas médicos y sigue insistiendo en que el niño está enfermo. Sigue buscando un profesional de la medicina que confirme sus “sospechas”, exige una intervenciones adicionales, más procedimientos, segundas opiniones o traslado a instalaciones más sofisticadas
  • El cuidador parece fascinado con los detalles médicos o parece disfrutar del ambiente hospitalario y la atención que el niño enfermo recibe
  • El cuidador mismo puede ser profesional de la salud
  • El cuidador da apoyo y ánimo excesivos al médico

Estos son los principales indicios que nos pueden llevar al  diagnóstico del Síndrome de Münchhausen por poderes. Bajo sospecha seria, los profesionales de la salud estamos obligados por ley a informar. El conocimento de este síndrome, a pesar de toda la polémica que le envuelve (pero no desmiente su existencia), es imprescindible para poder ayudar a los niños que lo sufren.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] el caso de tener sospechas de Síndrome del Münchhausen por poderes, en lo que hace referencia a la detección se complica aún más, puesto que normalmente los que […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *