Emociones y altas capacidades: ¿cómo apoyar a mi hijo?

emociones y altas capacidadesLa relación entre emociones y altas capacidades existe. Los niños de altas capacidades tienen una intensidad emocional especial. Aunque la mayoría de la gente cree en que sus emociones son iguales a los del resto de los niños o bien, inexistentes, la realidad es que son diferentes. Los que tenemos la suerte de trabajar con ellos o de ser padres de un niño de altas capacidades, conocemos esa diferencia aunque no siempre, por lo menos como padres, sabemos cómo afrontar ese hecho y cómo ayudarles a integrarse y apoyarles para sentirse plenos y felices. En esta entrada vamos a hablar precisamente de eso, de las emociones y altas capacidades y cómo apoyar a nuestros hijos.

Emociones y altas capacidades: ¿qué hacemos?

Lo primero es que nosotros mismos entendamos que son niños de emociones intensas con todo lo que ello conlleva, pero son niños al fin y al cabo, necesitan de un adulto, no son adultos en pequeñito ellos mismos. Somos nosotros los que tendremos el rol de figura de apego e imitación. Lo más importante, por tanto, es hacerles sentirse comprendidos y apoyados. Tendremos que ayudarles a utilizar su intelecto para desarrollar autoconsciencia, explicándoles que sus sentimientos son normales, fomentando así la auto-aceptación.

Así pues, hay que enseñarles que discutan sus sentimientos abiertamente, sean positivos o negativos. Preguntarles cómo se han sentido a los largo del día podría ayudar a ello, aparte de mostrarles que tenemos mucho interés. Y cuando les escuchamos tenemos que tomarnos nuestro tiempo para poder prestarles la máxima atención posible y, siendo vital, no juzgarles, no moralizar, no interrumpirles. Apreciar sus sensibilidades, intensidades y pasiones implica no minimizarlas, no quitarles importancia por ser diferentes de las nuestras, parecernos desmensuradas o por sentirnos incómodos. Decir  “eres demasiado sensible”, “pasa de…”, o “vas a estar bien” no ayuda.

Hay que tranquilizarles cuando tengan miedo y ayúdeles a encontrar maneras de expresarse a través de historias, poemas, obras de arte, música, entradas en el diario o actividades físicas. También las actividades de juego, diversión y ocio en concordancia con sus propios intereses son esenciales para un fuerte desarrollo emocional.

Emociones y altas capacidades: frustación

Suelen sentirse frustrados cuando sus capacidades físicas no coinciden con su capacidad intelectual y es importante ayudarles a lidiar con esto. Recompensar el proceso de esfuerzo y no sólo el resultado es nuestro trabajo. Y hacer hincapié en las fortalezas sin insistir en las deficiencias.

Finalmente, busque asesoramiento profesional preventivo cuando sea apropiado. Es importante tanto para apoyar el desarrollo emocional saludable como para prevenir problemas sociales y emocionales.

Podemos ayudar a nuestros niños emocionalmente intensos a aceptar su mundo interior y valorarlo como una fortaleza. Esto a menudo significa que tenemos que aceptar y valorar nuestra propia experiencia emocional y sentimientos para que podamos ser un modelo positivo para los niños. Hablar y valorar nuestras emociones puede ser muy difícil de hacer en una sociedad que valora el pensamiento racional y lógico y ve las emociones como lo opuesto a la racionalidad.

Sin embargo, si la intensidad emocional es vista por los padres y profesores y se presenta positivamente a los niños como una fortaleza, los niños pueden ser ayudados a entender y valorarlo. De esta manera, los niños emocionalmente intensos tendrán el poder de expresarse abiertamente al mundo y usar sus dones y talentos con confianza y alegría

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] conexión entre emociones y altas capacidades es un tema muy interesante que se merece un post aparte en nuestro blog. La complejidad intelectual […]

  2. […] a dedicar esta entrada a las altas capacidades y errores de diagnóstico más comunes que se cometen. Es de suma importancia conocerlos para no […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *