Estimulación temprana en síndrome de Down

estimulación temprana síndrome de down

Para explicar la estimulación temprana en síndrome de Down partimos de la base de que es el conjunto de actividades específicas que se realizan en la intervención con el niño que padece algún tipo de trastorno y que se engloban dentro de la atención integral que ofrece la atención tempranaEn las primeras etapas del desarrollo del niño trabajamos con la ventaja que nos ofrece la plasticidad cerebral tanto en los niños con síndrome de Down como con otros tipos de trastornos.

En el caso del síndrome de Down es muy importante centrarse en los procesos sin marcarse objetivos demasiado fijos puesto que esto puede influir negativamente en la autoexigencia por parte del niño y por parte de los padres pudiendo provocar problemas de ansiedad, socioafectivos y psicológicos.

Estimulación temprana en síndrome de Down: áreas básicas

Las áreas básicas que se trabajan en la estimulación temprana con síndrome de down son las mismas que con el resto de niños que acuden a ella como por ejemplo los sentidos, el lenguaje, la motricidad, la autonomía o las relaciones socioafectivas. Las diferencias son básicamente individuales y por ello cada tratamiento de estimulación temprana en síndrome de Down está adaptado a las necesidades de cada niño, aunque es cierto que en el caso de síndrome de down suelen existir algunos patrones que se repiten como la hipotonía.

En la actualidad y concretamente en la estimulación temprana en síndrome de down se debe dar un paso más allá y continuar con ella durante un tiempo más prolongado del de la infancia, por lo que realmente deberíamos empezar a considerar el término como estimulación prolongada.

Se ha demostrado científicamente que las personas con síndrome de down no están condenadas a un “estancamiento intelectual”, y es que con los nuevos programas de estimulación prolongada sorprenden con muchas mejoras en atención, memoria o creatividad, por lo que en estos casos los límites del desarrollo dejan de estar tan firmemente establecidos y los niños con síndrome de down pueden enfrentar potencialmente algunas dificultades en ciertas áreas de su desarrollo, obviamente cada niño a su propio ritmo pero todo ello sobre todo gracias a la estimulación temprana y a un ambiente enriquecedor.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *