6 técnicas para combatir la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es cuando un hombre llega al orgasmo antes de que él o su pareja lo deseen. Suele ser un problema psicológico causado por la ansiedad, las expectativas y otros factores psicológicos.

Existen técnicas específicas que ayudan a enfrentarse a ella. Es un problema sufrido por muchos hombres, sin embargo, pocos consultan a un especialista. La importancia de ver un especialista es que las técnicas existentes se adapten al caso concreto. También hay que estar seguro de que cualquier tensión en las relaciones sexuales sea eliminada, por lo que el apoyo psicológico es muy importante.tratamiento eyaculación precoz

Vamos a hacer un resumen de las principales técnicas y estrategias utilizadas:

1. Las técnicas de relajación son muy importantes. Hay que aprender a controlar la ansiedad. Igualmente, hay que saber controlar la respiración en el momento adecuado.

2. Probar diferentes posiciones puede ayudar, pues hay algunas de ellas que de manera natural retrasan el orgasmo. Aparte, el mero hecho de cambiar de posición supone unos cuantos segundos que pueden retrasar el orgasmo.

3. El uso de preservativo hace disminuir la sensibilidad, así que puede funcionar como adyuvante.

4. La técnica del “start and stop”. Este ejercicio pretende enseñar a los hombres a que sean conscientes de las sensaciones previas al orgasmo. Se puede hacer sólo o en pareja. Cuando uno siente que está a punto de llegar al orgasmo, para, deja transcurrir un tiempo hasta que la necesidad urgente de eyacular desaparezca y comienza nuevamente. Es muy importante centrarse en las sensaciones que uno experimenta y no en la idea de que quiere durar más en la cama, pues eso último genera mucha ansiedad que se acaba asociando al acto sexual.

5. La técnica de la compresión o técnica de Masters y Johnson que tiene una alta efectividad. Consiste en  que cuando el hombre alcanza la sensación de inevitabilidad eyaculatoria la pareja apoya el pulgar en el frenillo (cara inferior del pene), y los dedos índice y medio en la cara superior del mismo y presiona durante 3 ó 4 segundos el pene, con fuerza, impidiendo así la eyaculación precoz. Se dejará descansar 15-30 segundos y se comenzará de nuevo la estimulación procediendo igual que anteriormente ante la nueva inevitabilidad eyaculatoria.

6. Los ejercicios de Kegel tienen como objetivo ejercitar los músculos pelvianos que son capaces de controlar el reflejo eyaculatorio a través de contracción y relajación.

La eyaculación precoz consiste en eyacular ante una estimulación sexual mínima, o antes, durante o inmediatamente después de la penetración y antes de que la persona lo desee, de forma recurrente. En la mayoría de los casos, el hombre es capaz de aprender el control de la eyaculación precoz a través de la educación y de la práctica de unas técnicas simples. Un psicólogo puede ayudar al tratamiento eficaz.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *