Ictus pediátrico: ¿mito o realidad?

ictus pediatricoVarias entradas de nuestro blog han versado sobre el ictus, sus consecuencias y los síntomas y qué hacer si nos percatamos de que nosotros u otra persona lo está sufriendo. Sin embargo, hasta ahora nos hemos prestado atención a un tema muy importante, que es su incidencia en la población pediátrica. Mucha gente cree que eso del ictus es sólo cosa de mayores, pero resulta que esta afirmación es un mito porque existe el ictus pediátrico.

El ictus puede sufrirlo cualquier persona, en cualquier momento, a cualquier edad, incluyendo adolescentes, niños, recién nacidos y también los bebés en período prenatal y perinatal. El riesgo de accidente cerebrovascular en los niños es mayor en el primer año de vida y durante el período justo antes del nacimiento hasta justo después del nacimiento. El ictus sigue siendo una de las 10 principales causas de muerte en los niños.

Ictus pediátrico: Factores de riesgo comunes

El ictus se da en aproximadamente 1 de cada 4.000 nacidos vivos. El riesgo desde el nacimiento hasta los 18 años es casi 11 de cada 100.000 niños por año. Es ligeramente más común en niños menores de 2 años de edad. Existe un pequeña diferencia por sexo, dándose la circunstancia de que es en los chicos en los que con más frecuencia sucede.

Mientras que la presión arterial alta, un latido irregular del corazón y un endurecimiento de las arterias son causas comunes en los adultos, son raros en los niños. Los  factores de riesgo comunes del ictus pediátrico incluyen:

Ictus pediátrico: síntomas únicos

Porque la gente no suele creer que los recién nacidos y los niños pudieran sufrir un ictus, a menudo no se reconoce a tiempo o no trata adecuadamente. Otro de los desafíos con los recién nacidos es que no pueden comunicar los síntomas que no son fácilmente visibles.

Los signos de advertencia de un ictus en una persona mayor también se pueden utilizar en el ictus pediátrico (con el apunte anterior sobre los niños en la etapa preverbal). Sin embargo, hay algunos síntomas específicos que hay que saber para reconocerlo, en función de su edad del niño.

  • En recién nacidos y lactantes:
    • Convulsiones
    • Somnolencia extrema
    • Tendencia a utilizar sólo un lado de su cuerpo
  • En los niños y adolescentes:
    • Dolores de cabeza severos
    • Vómitos
    • Somnolencia
    • Mareo
    • Pérdida de equilibrio o de coordinación

El tema del ictus pediátrico nos parece de vital importancia, pues a pesar de lo serio del tema y de la incidencia para nada baja, existe bastante desconocimiento al respecto. Por este motivo hemos decidido dedicarle esta entrada, apuntando las causas y síntomas más comunes, haciendo una pequeña diferenciación con el ictus en adultos. En otras entradas hablaremos de las consecuencias y el tratamiento.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *