adaptación psicológica de la vuelta al cole

La adaptación psicológica de la vuelta al cole

adaptación-psicológica-de-la-vuelta-al-coleSeptiembre viene marcado por la vuelta al cole. Los niños se enfrentan a nuevos espacios, tiempos, materiales, personas… Se trata de un contexto diferente, en el que “dejan de ser el centro de atención, que es a lo que están acostumbrados en casa”, puntualizó el año pasado Marino Pérez, catedrático de Psicología de la Universidad de Oviedo, como uno de los motivos principales que traen problemas para la adaptación psicológica de la vuelta al cole. 

Este mes es importante de ser consciente de que a los niños también les cuesta (a unos más y a otros menos) volver a su rutina.  Vienen del verano, una estación que para ellos las normas se vuelven más laxas, los horarios más flexibles y cambiantes y la gran parte del tiempo es ocio, todo esto durante  tres largos meses. Algunos lo asimilan mejor pero a otros les cuesta mucho el cambio, y necesiten un periodo de adaptación.

Adaptación psicológica de la vuelta al cole

 

Por este motivo, existen factores que pueden desestabilizar al niño en esa adaptación psicológica a la que se enfrenta con la vuelta al cole, que harán que les cueste más o menos volver a la rutina. Vamos a enumerar algunos de estos factores. ¿Qué puedes hacer para mejorar esa adaptación psicológica de la vuelta al cole? Aquí te damos algunas ideas:

  1. Compaginar  la entrada de la vuelta al cole con alguna actividad que se haya hecho también en verano, o darle continuidad al verano los fines de semana, para que el cambio no sea tan radical.
  2. Empezar a trabajar los ritmos biológicos del niño gradualmente, y empezar marcar los horario tanto de comidas, como de sueño, unas semanas antes de la vuelta al cole, para que el niño llegue descansado y con energía cada mañana a su rutina, y así evitar que tarden en despertarse o que tengan sueño durante el día, y no rindan.
  3. Motivarles con la propia vuelta al cole implicándolos en la preparación de la misma, como yendo a por los libros con ellos, a comprar material escolar para ese año, ropa, zapatos, etc.
  4. Pontenciarles lo bueno, las ventajas y los premios que puede tener para él volver al colegio, con argumentos como volver a ver a los amigos, aprender cosas nuevas, conocer a sus nuevos profesores y recordarles experiencias pasadas positivas. Siempre hacerlo de una forma entusiasta.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *