La logoterapia o la búsqueda de significado en la vida

La logoterapia es un enfoque terapéutico que surge del descontento de su autor, Viktor Frankl, con el Psicoanálisis clásico y del intento de mejorar algunas de sus posteriores vertientes. Aunque sea una psicoterapia existencial últimamente se ha ido investigando de manera científica su efectividad. Según la logoterapia la búsqueda de significado en la vida es la fuerza motivacional primaria de los seres humanos. Los tres conceptos básicos en los que se apoya son:

Libertad de voluntad

Logoterapia Existencialismo“El ser humano no es una cosa más entre otras cosas; las cosas se determinan unas a las otras; pero el hombre, en última instancia, es su propio determinante. Lo que llegue a ser —dentro de los límites de sus facultades y de su entorno— lo tiene que hacer por sí mismo.” (Viktor Frankl) Los seres humanos no son meramente organismos que reaccionan ante los estímulos, sino seres autónomos que activamente modelan su vida


Voluntad de sentido

La búsqueda de sentido es la motivación primaria de una persona. Cuando uno pierde su voluntad de sentido va a experimentar una sensación de pérdida de significado y vacío. La frustración que provoca la necesidad existencial de tener metas significativas puede conllevar a agresión, adicción, depresión o pensamientos suicidas. También puede provocar trastornos neuróticos o problemas somáticos.  

El sentido de la vida

La logoterapia considera que el significado es una realidad objetiva y no sencillamente una mera ilusión que se desprende de la percepción del observador. La vida tiene sentido independientemente de las circunstancias. Y este sentido se expresa en las situaciones diarias

Hemos hecho una breve reseña sobre las bases de la logoterapia que encuentra su punto de partida en la búsqueda de significado de la vida y la libertad del ser humano de tomar sus propias decisiones de cómo ser independientemente de las circunstancias que le rodean.

 

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *