La evaluación en la neuropsicología clínica ¿Cómo se hace?

Tradicionalmente, la evaluación en la neuropsicología se ha venido haciendo mediante tests psicométricos. Teóricamente, cada uno de ellos evalúa una determinada facultad cognitiva que es la que da nombre al test: “Test de atención”, Test de Memoria”, etc. Este supuesto ha inducido a interpretar las puntuaciones obtenidas por un individuo en un test como indicadoras de su nivel de funcionamiento en la facultad concreta a la que se refiere el nombre de ese test: la atención, la memoria, etc. Y esta práctica psicométrica es la que ha venido dominando en la neuropsicología tradicional y la que se plasma en esos “informes neuropsicológicos” que son en realidad informes psicométricos de pacientes neuropsicológicos.

Sin embargo, la Psicología Cognitiva y la Neuropsicología Cognitiva nos han enseñado que en la ejecución de las tareas de cada test participan –junto con la función
cognitiva que da nombre a ese test (atención, memoria, etc.- toda una serie de otras funciones cognitivas, cada una de las cuales puede ser, por sí sola, responsable de la puntuación baja obtenida por el individuo en ese test.

evaluación en la neuropsicología En consecuencia, no podemos concluir que un individuo presenta un déficit de atención o de memoria porque ha fallado en un “Test de atención” o en un “Test de Memoria”, respectivamente. En su lugar, la Neuropsicología Cognitiva ha desarrollado una metodología de la evaluación que le permite determinar, no sólo qué función cognitiva de las que participan en la ejecución de ese test es la responsable de la puntuación baja en ese test, sino además, cuál es el componente específico de esa función que está fallando, y si ese fallo corresponde a una afectación primaria (que es la que ha de ser rehabilitada) o si es la consecuencia secundaria de un fallo en otra función.

Es decir, la Neuropsicología Cognitiva aplicada a la clínica permite hacer un diagnóstico diferencial de las causas primarias de las alteraciones cognitivas de un paciente y, en consecuencia, permite establecer un programa de intervención científicamente fundamentado. Leer más

tratamiento en la psicología clínica clínica

El tratamiento en la psicología clínica ¿Cómo funciona?

El tratamiento en la psicología clínica es uno de los puntos más importantes de cara a la interacción con el paciente. El tratamiento supone intervenciones clínicas sobre las personas para intentar resolver sus trastornos psicológicos, sean del tipo que sean. Se entiende que todo tratamiento supone algún tipo de relación interpersonal y, con ello, situación social, que tendrá una duración determinada en cada caso y unos objetivos a conseguir.

La duración del tratamiento en la psicología clínica

En lo que respecta a la duración del tratamiento en psicología clínica, suele ser por lo general entre cinco y cuarenta sesiones (comúnmente a razón de una o dos por semana), pero también puede ser tan corto como una sesión y tan largo como que lleve varios años.

La duración más frecuente de una sesión está entre cincuenta minutos y una hora, pero también puede variar según las circunstancias y la naturaleza de la terapia. En cuanto al formato de las sesiones, pueden ir desde una relación colaboradora altamente estructurada hasta interacciones menos estructuradas, así como consistir en construcciones sistemáticas de nuevas conductas, en la promoción de manifestaciones emocionales, y en toda una variedad de maneras, incluyendo las aplicaciones fuera de la clínica en contextos de la vida cotidiana. Leer más

¿Qué es la dislexia? La clave para entender el concepto

Aunque el título de este artículo invita a pensar que vamos a definir qué es la dislexia a través de sus características más destacadas, pero lo que vamos a hacer es explicarla a través de lo que no es la dislexia.  Esta es precisamente la clave que aclarará cuándo un niño tiene o no dislexia al no leer al nivel esperado.

Lo primero para saber qué es la dislexia es conocer que es lo que es un trastorno primario y uno secundario. Un trastorno primario es el que no se debe a ningún otro trastorno. Un trastorno secundario es aquél que viene a ser provocado por uno primario, mejor dicho, el que es consecuencia de otro trastorno. Es decir, el que se arreglaría si atendemos al trastorno que lo provoca.

dislexiaUna vez aclarado este concepto, centrémonos en la dislexia. Como el mismo t
érmino indica, la dislexia es un trastorno que consiste en no saber leer al nivel esperado (sin adentrarnos en tipos y diferencias en la sintomatología). Como apunte, hay que destacar que la dislexia es referida a la acción de leer y no de hablar. A veces se puede confundir pero son trastornos diferentes.

Sin embargo, para que un trastorno sea dislexia éste tiene que ser primario. Lo explicamos a través del siguiente ejemplo: nos encontramos con dos niños de 8 años que no consiguen leer al nivel esperado, van despacito, no consiguen reconocer bien todas las letras. Leer más

¿Cuál es el papel del psicólogo clínico?

El psicólogo clínico y de la salud aplica el conocimiento y las habilidades, las técnicas y los instrumentos proporcionados por la Psicología y ciencias afines a las anomalías, los trastornos y a cualquier otro comportamiento humano relevante para la salud y la enfermedad, con la finalidad de evaluar, diagnosticar, explicar, tratar, modificar o prevenir estos en los distintos contextos en que los mismos puedan manifestarse.

brain maze2Las funciones del Psicólogo Clínico y de la Salud  se pueden agrupar en las siguientes actividades:

1. Evaluación

Consiste en la reunión de información relativa a los repertorios conductuales, el funcionamiento cognitivo y el estado emocional de las personas. La evaluación implica frecuentemente a más de una persona pudiendo tomar, a veces, como objetivo central dos o más, como por ejemplo, una pareja, una familia u otros grupos o colectivos. Esta información puede ser empleada para el diagnóstico de problemas psicológicos, la elección de técnicas de intervención y tratamiento,  la emisión de un informe pericial, la elaboración de un perfil psicológico, la obtención de datos complementarios a una evaluación previa,  y otros numerosos propósitos.

En general, los instrumentos más usuales de un psicólogo clínico son tests, cuestionarios, entrevistas, observaciones y aparatos psicofisiológicos. A menudo estos procedimientos se utilizan en combinación, constituyendo una batería de pruebas o una estrategia de medida múltiple. Leer más