Neuropsicología del desarrollo: ¿Qué debes saber sobre ella?

neuropsicología del desarrollo

¿Qué es?

La neuropsicología del desarrollo, también llamada neuropsicología infantil o pediátrica, es una neurociencia que estudia las relaciones entre la conducta y el cerebro en desarrollo. Con ello, pretende aplicar los conocimientos científicos de dichas relaciones, para evaluar y compensar las consecuencias derivadas de lesiones cerebrales producidas durante el embarazo, el parto y/o el transcurso de la infancia y adolescencia.

En otras palabras, la neuropsicología del desarrollo, al ser una rama de la neuropsicología, sigue los principios básicos de esta neurociencia, adaptándolos a los niños y a las características de estos. El objetivo es ver qué relación hay entre el cerebro y la conducta del niño. Precisamente, el cerebro del niño se encuentra en un proceso de maduración, lo que obliga a tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de entender el impacto y recuperación de una patología.

Sin embargo, la realidad de hoy día es que muchos niños que muestran cuadros de afectación neurocognitiva como consecuencia de lesiones sobrevenidas, trastornos del neurodesarrollo o cuadros congénitos.  Es en ese punto cuando entra en juego el papel del neuropsicólogo clínico infantil para que pueda realizar su evaluación.

Evaluación neuropsicología del desarrollo

La neuropsicología del desarrollo basa su evaluación en pruebas neuropsicológicas infantiles y clínicas para crear un perfil neuropsicológico del niño, intentando determinar el grado de deterioro y preservación de sus funciones cognitivas. La evaluación neuropsicológica durante la infancia o adolescencia pretende, entre otras cosas, pretende valorar lo siguiente:

  • Determinar el desarrollo cognitivo, conductual y emocional del niño/adolescente.
  • Identificar, describir y cuantificar tanto los puntos fuertes (áreas de mayor rendimiento) como los puntos débiles (áreas de menor rendimiento).
  • Conocer las implicaciones del perfil cognitivo del niño o adolescente en su funcionamiento dentro del entorno familiar, escolar y social.
  • Ayudar al diagnóstico clínico.
  • Diseñar y supervisar el programa de intervención (Rehabilitación Neuropsicológica).
  • Valorar la eficacia de algún tratamiento en particular.
  • Prevención (especialmente en aquellos casos de riesgo biológico).

Neuropsicología del desarrollo: Rehabilitación

La rehabilitación neuropsicológica se encarga del tratamiento o manejo de los problemas cognitivos, de conducta, emocionales o las dificultades adaptativas del niño o adolescente, que previamente haya sido valorado por un neuropsicólogo clínico infantil.

La intervención neuropsicológica, por tanto, se caracteriza por seguir un abordaje global que abarca tanto las dificultades cognitivas, conductuales y emocionales como la situación familiar, escolar y social del niño o adolescente. Como hemos explicado al inicio de este artículo, lo que pretende la intervención neuropsicológica infantil es reducir la diferencia entre las capacidades que posee el niño o adolescente y las demandas actuales de su entorno para lograr el mejor nivel en su calidad de vida.

Neuropsicológo clínico infantil

El neuropsicólogo clínico infantil es el profesional que tras un estudio detenido es capaz de extraer hipótesis sobre si una condición es debida o no a un daño cerebral y cómo proceder para rehabilitarla. Por tanto, este profesional tiene que conocer tanto el desarrollo normal como el patológico del sistema nervioso para poder actuar sobre las posibles alteraciones cognitivas debidas a un daño cerebral.

A través de éste conocimiento, moviliza toda una serie de actividades destinadas a la estimulación o a tratar de compensar los déficits en las áreas cognitivas afectadas: atención, velocidad de procesamiento, memoria, funciones ejecutivas, lenguaje, percepción, razonamiento, etc.

El papel del neuropsicólogo clínico infantil es históricamente muy poco conocido. Normalmente son el último eslabón de la cadena, cuando ningún tratamiento ha funcionado. Sin embargo, son especialistas en reconocer si un problema es debido a causas orgánicas. Independientemente de que el neurólogo no las haya visto en la imagen o es secundario a otro trastorno, que en este caso debería ser el foco de la atención terapéutica.

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] neuropsicólogo o neuropsicóloga para niños emplea sus conocimientos sobre la neuropsicología del desarrollo cuando evalúan los resultados de las pruebas de los pequeños. A partir de allí pueden […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *