Optimismo inteligente: Qué es y por qué debes practicarlo

Se habla mucho de la fuerza que puede tener el optimismo para afrontar el día a día del ser humano. Sin embargo, ¿es necesario ser optimista para ser feliz? ¿Hace falta algo más? ¿Es suficiente? En este punto, existe el concepto denominado optimismo inteligente, que este vídeo de Dos Abrazos explica estupendamente.

Según explica el vídeo, el optimismo no es una forma de ver la vida de color de rosa. No es un optimismo ilusorio ni un actitud de ver el lado bueno de las cosas para olvidar el lado amargo de las cosas. El optimismo inteligente no es una manera pasiva de aceptar la realidad venga como venga. Lo que hace este tipo de optimismo es permitir al sujeto mirar al mundo esté como esté pero con la convicción de que ese mundo o esa realidad puede mejorar.

El optimismo inteligente es una actitud. Un optimista jamás niega la realidad, la acepta, pero elige le optimismo como aptitud de enfrentarse a ella. Como cree en eso, consciente e inconscientemente adopta comportamiento determinados a que esa realidad mejore.

Claves del optimismo inteligente

Esa es una de las claves. es una actitud de acción, huyendo de la enfermedad que nos impide convertirnos en optimistas, también denominada “esquezofrenia”, el mayor freno a la acción y por tanto al optimismo. “Es que no me da tiempo, es que no puedo…” Para ser un verdadero optimista hay que hace y creer en que las cosas pueden mejorar. Así se generarán comportamientos par crear las cosas y que éstas mejores.

Según explica el vídeo, el optimismo en invertir en felicidad, marcada por una actitud basada en la acción y  en cambio. Los tres pilares del optimismo inteligente son:

  1. Actitud de acción
  2. Actitud de cambio
  3. Obligación ética

La actitud es cuestión de uno mismo y nadie decide quién debe hacer qué.

 

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] es positivo? ¿Y enfrentarte a tus miedos?  Desde que somos pequeños nos enseñan multitud de conocimientos pero no nos enseñan a confiar en nosotros mismos. Tener claro lo que se quiere y creer en uno […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *