Pesadillas o terrores nocturnos ¿Qué diferencia hay entre ellos?

Preocuparnos cuando oímos los gritos de nuestro hijo por la noche e intentar calmarle probablemente nos habrá pasado a todos. Sin embargo, hay veces que parece que tiene pesadillas muy intensas y desagradables y nuestros intentos desesperados de despertarle para poder arroparle y darle cariño y seguridad son infructuosos. ¿Por qué? Porque NO son PESADILLAS….son terrores nocturnos.

¿Qué son los terrores nocturnos?

terrores nocturnosDurante un episodio de terrores nocturnos el niño está parcialmente despierto y puede gritar, patalear, dar golpes, moverse violentamente,andar en sueños, murmurar, etc.

Los episodios no son peligrosos, a menos que no se pueda hacer daño contra un objeto alrededor, y acaban en profundo sueño. 

Los terrores nocturnos son relativamente poco frecuentes (entre el 3 y el 6% de los niños), mientras que prácticamente todos los niños tienen alguna pesadilla de vez en cuando. Suelen darse entre los 4 y los 12 años.

Las siguientes características son comunes a los episodios de terrores nocturnos:

  1. Nuestro hijo parece estar muy asustado pero NO se le puede despertar ni reconfortar
  2. Tiene los ojos bien abiertos pero parece que no se da cuenta de su alrededor ni que estamos allí
  3. El episodio es largo
  4. Normalmente nuestro hijo no recuerda el episodio por la mañana

¿Cómo ayudarle?

  1. Intentar ayudar a nuestro hijo a volver a su sueño normal, pero SIN intentar despertarle. Tampoco sujetarle fuerte para que deje de patalear, pues le puede hacer daño, aparte de que no va a servir para mucho más que para empeorar el episodio.
  2. Protegerle del daño que pudiera hacerse, como caerse por las escaleras, darse un golpe en la pared, romper una ventana…Lo mejor es de manera suave y pausasada intentar que vuelva a su cama
  3. En caso de que una persona externa se queda a veces con nuestro hijo, tenemos que darle la información necesaria para que lo comprenda y sepa reaccionar lo mejor posible
  4. Si nuestro hijo pasa por episodios de terrores nocturnos de vez en cuando tenemos que saber que hay algunas situaciones que funcionan como desencadenantes. Por ejemplo, si nuestro niño acaba muy cansado, así que tenemos que prevenirlo, dándole la posibilidad de descansar las horas necesarias según su edad. Los niños más pequeños probablemente necesitan siesta.

¿Cuándo buscar ayuda?

A diferencia de las pesadillas que son mucho más inofensivas, los terrores nocturnos, aunque no son dañinos en sí, pueden ser indicadores de otros problemas o comenzar a ser problema en sí para el niño. Consultar a un especialista sería recomendable si:

  • durante el episodio el niño tiene babeo, espasmosrigidez
  • los episodios empiezan a darse regularmente
  • duran más de 30 minutos
  • el niño hace algo peligroso durante el episodio
  • se aprecian otros síntomas que ocurren conjuntamente con los terrores nocturnos
  • el niño tiene miedos muy intensos durante el día
  • pensamos que el estrés familiar puede ser un factor desencadenante
  • cualquier otra consulta que podemos tener al respecto

En resumen, las pesadillas y los terrores nocturnos son episodios desagradables e intensos que se dan durante el sueño y que aunque a simple vista compartan algunas características, son diferentes lo que hace que su manejo también sea diferente. En las pesadillas el niño se despierta asustado, en contraste con un episodio de terror nocturno donde no suele llegar a despertarse aunque parezca que lo esté mientras dura. Ayudar al niño a despertarse es beneficioso en las pesadillas, en los terrores nocturnos puede ser perjudicial. También ocurren en diferentes fases del sueño (pesadillas: sueño REM; terrores nocturnos: sueño no REM). Tener en cuenta estos detalles nos hará reaccionar de mejor manera posible para poder apoyar a nuestro hijo.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *