Tres cosas que no sabías sobre un psicólogo clínico

psicólogo clínico¿Cuál es el trabajo del psicólogo clínico? En esta entrada vamos a explicar cuál es el papel de un psicólogo clínico para aclarar posibles dudas, muchas de ellas basadas en los mitos más comunes que van circulando por Internet y fuera de ella.

  1. La psicología clínica se basa en evidencia científica

Uno de los mitos más difundidos es que la psicología es cosa sólo de sentido común. Pero  hay muchas cosas que parecen de sentido común y, sin embargo, la evidencia científica demuestra que son equivocadas. Los psicólogos clínicos somos científicos, no pensadores, literarios o filósofos (aunque nadie nos quita que nos guste leer cualquier tipo de literatura no sólo la científica).  Por tanto, nuestra ciencia, como es de esperar, se basa en la experimentación y, aunque, como cualquier ciencia utilizamos un análisis estadístico (lo que acarrea probabilidad de equivocación), nos aseguramos de utilizar métodos y técnicas que han demostrado su utilidad (eficacia) por esta vía.

Este mito tiene como consecuencia que muchas personas se apoyan en el argumento de “tengo suficientes amigos, para qué iba a ir al psicólogo”. Pero los amigos no suelen tener la misma objetividad y expresan sus propias opiniones basadas en sus experiencias personales, lo que a veces conlleva a que nos juzguen.

2. El psicólogo clínico no es obligatoriamente un psicoterapeuta

Durante muchos años, y todavía entre los especialistas de la psiquiatría, la corriente psicológica reinante ha sido el Psicoanálisis. El término psicoterapeuta petenece a esta corriente y ha sido trasladado también a los especialistas en terapias humanistas. Sin embargo, hay más corrientes psicológicas (por ejemplo, la conductual) y ramas de la psicología (por ejemplo, la neuropsicología) en las cuales puede estar especializado un psicólogo clínico y en tal caso, dicho espeialista no es psicoterapeuta sino, siguiendo con el mismo ejemplo, especialista en modificación de conducta o, en el segundo caso, especialista en rehabilitación y estimulación neuropsicológica.

3. En la mayoría de los casos no es suficiente con ir al psiquiatra para que nos dé una pastilla mágica, necesitamos al psicólogo clínico

Es verdad que en muchos casos es imprescindible la medicación, pero existen muchos estudios científicos que demuestran que el tratamiento conjunto, medicación y tratamiento psicológico, es el que mejores resultados da. Si consideramos que las conductas de cada persona son el resultado de la interacción entre factores biológicos y ambientales, suena bastante lógico que estas conductas (en este caso consideramos la emoción y los pensamientos como conductas internas, sin necesidad de meternos en controversias teóricas) puedan ser cambiadas a través de métodos y técnicas biológicas (medicación) en interacción con ambientales (psicológicos).

Lógicamente hay muchos más mitos respecto a la figura del psicólogo clínico. Aquí nos hemos centrado en desmontar tres de ellos, pero dedicaremos otras entradas a este mismo tema con el propósito de ir sensibilizando por la importancia que entraña para la salud y el bienestar.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *