psicomotricidad infantil niveles

Psicomotricidad infantil a nivel cognitivo, motor y socio-afectivo

Como ya hemos explicado en ocasiones anteriores, la psicomotricidad infantil tiene muchos beneficios. Sin embargo, esos beneficios se pueden dividir en diferentes dimensiones, como son a nivel motor, a nivel cognitivo y a nivel socio-afectivo. Es precisamente lo que vamos a detallar en este artículo. Así se pueden ver qué beneficios aporta la psicomotricidad infantil en cada nivel. ¡Te los detallamos! 

Beneficios de la psicomotricidad a nivel cognitivo

  • En primer lugar, es capaz de crear hábitos que facilitan el aprendizaje, mejora la memoria, la atención y concentración, así como la creatividad de la niña o del niño, fomentando su desarrollo.
  • En segundo lugar, introduce nociones espaciales como arriba-abajo, a un lado-al otro lado, delante-detrás, cerca-lejos y otros más, a partir de su propio cuerpo.
  • Como tercer punto, la psicomotricidad estimula la percepción y discriminación de las cualidades de los objetos así como la exploración de los diferentes usos que se les puede dar.
  • Por último, a nivel cognitivo, la psicomotricidad refuerza nociones básicas de, por ejemplo, el color, tamaño, forma y cantidad a través de la experiencia directa con los elementos del entorno que obtiene el niño en tiempo real.

Beneficios de la psicomotricidad a nivel motor

  • En primer lugar, ayuda al menos para conseguir la adquisición del esquema corporal, ya que permite que el niño tome conciencia y percepción de su propio cuerpo, uno de los fundamentos de la psicomotricidad.
  • En segundo lugar, y ligado a la primera variable, favorece el control del cuerpo: a través de la psicomotricidad el niño aprende a dominar y adaptar su movimiento corporal.
  • Por último, ayuda a afirmar su lateralidad, control postural, equilibrio, coordinación, ubicación en tiempo y espacio.

Beneficios de la psicomotricidad a nivel socio-afectivo

  • En primer lugar, como hemos apuntado en otros artículos, se integra a nivel social con sus compañeros, lo que propicia el juego grupal.
  • Por otro lado, también sirve como un canalizador, ya que el niño puede descargar su impulsividad sin culpabilidad. Esta descarga será determinante para su equilibrio afectivo.
  • En tercer lugar, ayuda a enfrentar ciertos temores, el niño fortalece no solo su cuerpo sino también su personalidad superando así ciertos miedos que antes lo acompañaban.
  • Reafirma su autoconcepto y autoestima, al sentirse más seguro emocionalmente, como consecuencia de conocer sus propios límites y capacidades.

Psicomotricidad infantil niveles cognitivo, motor y socio-afectivo

Estas son tres dimensiones de la psicomotricidad infantil en el desarrollo del niño. Si quieres más información sobre este tema, contacta con nosotros.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *