Qué aporta la psicomotricidad infantil en tres claves

Qué aporta la psicomotricidad infantil en tres claves

Conocer qué aporta la psicomotricidad infantil en el desarrollo del niño, desde que comienza su desarrollo hasta que domina todos los movimientos de su cuerpo, es muy importante. Por eso, en este artículo, más que hablar de qué es la psicomotricidad infantil, vamos a ofrecerte tres claves de lo qué aporta al desarrollo del menor. ¡Sigue leyendo para resolver cualquier duda! 

Uno de las principales beneficios qué aporta la psicomotricidad infantil es que se basa en una concepción integral de la niña o niño, y su relación con el conocimiento, emoción y movimiento en su desarrollo, así como de su capacidad para expresarse y relacionarse en el mundo que lo envuelve. A continuación repasamos tres claves básicas:

  • Clave 1: Desarrolla la conciencia sobre el propio cuerpo.  Un aspecto tan importante como este no podía quedar obviado. Las niñas y niños mejoran muchísimo el dominio sobre su propio cuerpo gracias a la psicomotricidad infantil, por ejemplo, son capaces de mantener mejor el equilibrio, dejan de ser tan “patosos” y se verán más hábiles a la hora de hacer deporte, entre otras cosas.
  • Clave 2. Ayuda a superar sus propios miedos. Sobre todo los que están relacionados con inseguridades sociales. Hay niños que no les gustan los deportes porque no se ven tan hábiles como el resto, eso les causa ansiedad y miedos. Mediante la psicomotricidad aprenderán a controlar mejor su cuerpo y eso les motivará a apuntarse a algún deporte que anteriormente habían evitado por miedo a fallar o no avanzar como se espera que lo haga, o a desenvolverse en alguna situación social que les supone algún temor por no saber cómo desarrollarse en ella. Entre otras cosas, amplia el autoestima dentro de la pluralidad de un grupo.
  • Clave 3. Funciona como actividad terapéutica y educativa. Si un niño la practica desde muy pequeño le ayudará a controlar mejor su cuerpo tanto física como mentalmente: cada solución a cada prueba que supera y se le plantea, le enseña valores solidarios, concepto de competencia o expresión de emociones y con ello le estaremos ayudando a formar su personalidad en la tolerancia y sociabilidad. Y, como el movimiento corporal posibilita esa relación con el entorno  y ese desarrollo de cuerpo, mente, espíritu, podremos ver cómo es la evolución del niño a través de su juego hasta llegar a la máxima capacidad de sus habilidades psicomotoras.

Para entender qué aporta la psicomotricidad hay que revisar su propio término, que procede de dos palabras: motriz y psiquismo. Ambas constituyen el proceso de desarrollo integral de la persona. La palabra motriz se refiere al movimiento, mientras que psico determina la actividad psíquica en dos fases: la socio-afectivo y la cognitiva. Es decir, en las acciones de los niños se articula toda su afectividad y sus deseos, pero también todas sus posibilidades de comunicación y conceptuación.

Si estás interesado en saber qué aporta la psicomotricidad infantil de forma más exhaustiva, o tienes alguna pregunta, háznosla llegar, o contacta con nosotros. 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *