¿Qué es la dislexia? La clave para entender el concepto

Aunque el título de este artículo invita a pensar que vamos a definir qué es la dislexia a través de sus características más destacadas, pero lo que vamos a hacer es explicarla a través de lo que no es la dislexia.  Esta es precisamente la clave que aclarará cuándo un niño tiene o no dislexia al no leer al nivel esperado.

Lo primero para saber qué es la dislexia es conocer que es lo que es un trastorno primario y uno secundario. Un trastorno primario es el que no se debe a ningún otro trastorno. Un trastorno secundario es aquél que viene a ser provocado por uno primario, mejor dicho, el que es consecuencia de otro trastorno. Es decir, el que se arreglaría si atendemos al trastorno que lo provoca.

dislexiaUna vez aclarado este concepto, centrémonos en la dislexia. Como el mismo t
érmino indica, la dislexia es un trastorno que consiste en no saber leer al nivel esperado (sin adentrarnos en tipos y diferencias en la sintomatología). Como apunte, hay que destacar que la dislexia es referida a la acción de leer y no de hablar. A veces se puede confundir pero son trastornos diferentes.

Sin embargo, para que un trastorno sea dislexia éste tiene que ser primario. Lo explicamos a través del siguiente ejemplo: nos encontramos con dos niños de 8 años que no consiguen leer al nivel esperado, van despacito, no consiguen reconocer bien todas las letras.

Tras la entrevista clínica y la evaluación neuropsicológica, descubrimos que el primer niño tiene indicios de una lesión cerebral que no le permite percibir bien las letras y darles su significado. Sin embargo, al segundo le han forzado desde muy pequeño a aprender a leer, los profesores nunca se han fijado mucho en su nivel y nadie le ha prestado suficiente atención para poder enseñarle bien y atajar su falta de motivación, dentro de un contexto en el que cada vez se complica más el material de lectura.

Cuándo es dislexia

Los síntomas conductuales para saber qué es la dislexia, es decir, los que vemos y podemos registrar, son los mismos. Sin embargo, en el primer caso, el trastorno es primario a diferencia de lo que sucede en el segundo, donde es secundario a un aprendizaje deficiente. Dislexia tiene el primer niño, cuyo trastorno es primario, pero no el segundo.

La importancia de esto también se ve reflejada en las herramientas que vamos a usar para el tratamiento de ambos casos. En el primero nos iremos a rehabilitación y en el segundo, nos centraremos en la motivación y en enseñar a leer al niño hasta que consiga el nivel esperado. Son numerosos los casos en los que nos encontramos con síntomas que pudieran apuntar a dislexia y, sin embargo, son consecuencia de otros trastornos.

En resumen, una de las primeras cosas que tenemos que establecer para saber si un niño tiene dislexia, es si los síntomas (lo que vemos, su conducta) conforman un trastorno primario (debido a una lesión cerebral) o secundario (consecuencia de otro trastorno, éste último en el que nos vamos a tener que centrar en el tratamiento).

7 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en el TDAH, la dislexia, para que sea tal, se debe deber a un daño cerebral y no ser sencillamente la descripción de unos […]

  2. […] dislexia no consiste en no saber leer al nivel adecuado, es no saber leer al nivel adecuado debido a un […]

  3. […] Aparte, en muchas ocasiones se presenta en conjunto con otro trastorno del aprendizaje: la dislexia. Pero son dos trastornos aparte. Al ser tan poco investigado nos enfrentamos a dos hechos: el […]

  4. […] el colegio que nuestro niño a lo mejor tiene hiperactividad, o falta de atención, o a lo mejor dislexia. Y lo que normalmente nos recomiendan que consultemos a un psicólogo clínico o a un […]

  5. […] Una forma de explicar qué es la dislexia es dejando claro que no es dislexia. Por eso vamos a explicarlo para entender en qué se basa esta afectación.  […]

  6. […] de la discalculia evolutiva. En realidad, hay mucha menos investigación en discalculia que en dislexia y los síntomas de la discalculia están mucho menos definidos. Aún así hay un cuerpo de […]

  7. […] primero que tenemos que subrayar antes de comenzar a desentrañar uno de los secretos de la dislexia, es que, como su nombre indica, es un trastorno referido a la habilidad de leer y no a la de […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *