dificultades de aprendizaje

Dificultades de aprendizaje ¿Qué son y cómo enfrentarse a ellas?

dificultades de aprendizajeCon el tiempo se ha ido buscando una sola etiqueta diagnóstica para los niños que presentan dificultades de aprendizaje y/o adaptación escolar. Y a los que no presentaban síntomas homogéneos se les etiquetaba de hiperactivos, disléxicos o se les ponía otro diagnóstico igualmente equivocado. Sin embargo, la neuropsicología cognitiva ha dedicado muchos estudios al tema y ha demostrado que estos niños no presentan sintomatología homogénea, con lo cual no se les puede etiquetar directamente como pretenden muchos de los profesionales dedicados a la salud mental.

El niño con dificultades de aprendizaje y/o adaptación escolar es un niño sano, en el que durante su primer desarrollo no se ha observado ningún síntoma conductual que apuntara a patología cerebral. Tiene un nivel de funcionamiento cognitivo medio o alto.

Sin embargo y a pesar de ello, el niño puede tener dificultades de adquirir el lenguaje oral o durante su escolaridad tiene dificultad para adquirir ciertos aprendizajes básicos o adaptarse a la situación.

Una exploración pediátrica o neuropediátrica no suele detectar ningún síntoma de patología relevante y tampoco suele haber nada en la vida cotidiana del niño que induzca a sospechar de una inteligencia baja.

Es la evaluación neuropsicológica la que tiene las herramientas para poder hallar cuáles son los varios déficit o el déficit específico que se presentan bajo este funcionamiento general normal. Estos déficit son consecuencia del daño en uno o más componentes del sistema cognitivo o emocional. Pero cada niño tiene un patrón propio característico y muy pocas veces se puede suscribir a un cuadro específico, léase etiqueta diagnóstica concreta. Y es precisamente este patrón de déficit el que tiene que ser el objetivo de la intervención y no etiquetarle y ponerle bajo tratamiento estandarizado que en este caso no va a tener éxito. Un ejemplo simple sería un niño que tenga fiebre pero no sabemos por qué. Entonces por ponerle un diagnóstico le ponemos amigdalitis y le administramos antibióticos….sin saber si realmente es una infección bacteriana o una viral que cursa con fiebre alta…

En resumen, el perfil de un niño con dificultades de apendizaje y/o adaptación escolar es heterogéneo y corresponde a un funcionamiento cognitivo general preservado sobre el que se inscriben uno o más déficit específicos. El patrón de déficit admite una inmensa variabilidad interindividual, lo que hace que cada niño con dificultades de aprendizaje sea diferente de los demás y necesite un plan de tratamiento personalizado.

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] estudios que se han dedicado a ello no se ha podido demostrar que las convulsiones febriles causan deterioro cognitivo. Incluso los niños que hayan tenido episodios de convulsiones febriles muy largos suelen […]

  2. […] cometen muchos errores a la hora de evaluar a los niños con dificultades de aprendizaje y adaptación escolar. Suele deberse a errores conceptuales y metodológicos. Aquí vamos a proceder a hacer una […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *