Semana Santa

Semana Santa ¿Nos hace más felices?

La Semana Santa puede ser un buen momento para recuperar ánimo, recuperar energías y, en definitiva, ser más felices y estar mejor con nosotros mismos. Tomarse unos días de vacaciones, un respiro y parar por primera vez en el primer trimestre del año puede ayudar a nuestra mente a ver las cosas con más claridad. A continuación enumeramos tres motivos por los que la Semana Santa nos hace más felices.

El primer punto y seguido del año. Tras el parón de Navidades y el comienzo del año, muchas personas no han parado de su esquema de trabajo-familia-amigos desde que volvieron de vacaciones, de lo que ya hace casi tres meses. Por eso, la Semana Santa es un buen momento para parar y hacer el primer borrón y cuenta nueva del año, recogiendo fuerzas, respirando y mirando por primera vez atrás y a la vez hacia adelante. Este es uno de los tres motivos por los que la Semana Santa puede hacernos más felices.

Aprovechar lo ‘positivo’ de la primavera y despedir lo ‘negativo’ del invierno. La combinación invernal de días cortos y el clima frío del invierno puede tener un impacto psicológico negativo, por este motivo es importante disfrutar del sol casi garantizado en esta época del año para levantar el ánimo. Los días más cortos del invierno pueden afectar a nuestros biorritmos naturales y nuestro equilibrio hormonal, y pueden provocar que nos sintamos tristes o deprimidos. Sin embargo, el aumento de horas de luz que coincide con la primavera y la Semana Santa, puede ser muy beneficioso para nuestra mente.

Huir del estrés y aprovechar para descansar y relajarse. Hacer viajes relativamente cortos, como los que se hacen en Semana Santa es una forma efectiva para relajarse y escapar de ese tres de inicio de año y la presión de iniciar nuevos proyectos. Estos pequeños descansos nos hacen valorar de verdad los beneficios que tiene porque son pocos días y se aprecia más la oportunidad de relajarse y acabar con el estrés. Y precisamente ese estrés se va descansando y durmiendo más en el tiempo libre.

Fuera de patrones y rutina en Semana Santa

Estos son tres motivos por los que la Semana Santa puede hacernos más felices. Es una oportunidad ideal para relajarse, descansar y ser más feliz, buscando un respiro para nuestra mente de los patrones habituales y huir de la rutina.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *